Percepnet & Freixenet
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | suscripción

THE SCIENCE MODULE OF PERCEPNET PROVIDES PAPERS ON PERCEPTION AND SENSORY SCIENCE BY RESEARCHERS WORKING ON THESE DISCIPLINES

Establecer los principios de las ciencias sensoriales
[Establishing Sensory Sciences principles]

La primera mesa de [CS2002] tuvo como misión sentar las bases para el resto de congreso. Una función integradora dónde hubo representación de todas las partes participantes.

Óscar Vilarroya, médico y doctor en ciencia cognitiva introdujo la mesa con una conferencia de apertura en la que expuso los retos de las ciencias sensoriales, un campo de trabajo abordado por múltiples disciplinas con un mismo objetivo de estudio. La necesidad de establecer una metodología robusta y consistente, encontrar la solución a una serie de preguntas experimentales que ahora carecen de respuesta, y postular un marco teórico con principios válidos para todas las disciplinas implicadas deberían erigirse como prioridades para las ciencias sensoriales. Para Óscar Vilarroya el camino claro debería tender a la trasdisciplinariedad, la verdadera transferencia de datos entre disciplinas.

Adolf Tobeña, de la Unidad de Psicología Médica de la UAB, y encargado de presidir la mesa, hizo una interesante observación. El hecho de que ésta responda al nombre de principios científicos, atestigua que éstos no están bien establecidos, por lo que el primer paso ahora es encontrarlos.

José Antonio Aznar, del laboratorio de Percepción Visual de la Facultad de Psicología de la UB, expuso su experiencia en el campo de la percepción visual, desde un enfoque poco tradicional, el desarrollo de un entorno espacial para invidentes basado en la visión virtual. El sistema, un interfaz háptico informatizado denominado Zahorí II, utiliza objetos sonoros que al ser tocados emiten sonido y estimulan así el desarrollo en el cerebro del individuo de un mapa espacial auditivo. La conexión de los mapas espaciales auditivo y visual permite a los invidentes «ver» con el oído y compensar así sus déficits sensoriales.

Alberto Prats, del Departamento de Anatomía de la facultad de medicina de la UB, mostró el lado anatómico de la percepción y los sentidos. Su trabajo consiste en utilizar moléculas trazadoras que permitan localizar con precisión las neuronas que transmiten las sensaciones concretamente en los dedos de las ratas. Sus principales conclusiones demuestran que existe un patrón de representación neuronal con el que puede establecerse la organización exacta de cada una de las fibras en los ganglios y en el córtex cerebral según el dedo del que provenga el estímulo.

A las ciencias básicas les siguió el análisis sensorial. Enric Bartra, del INCAVI, habló sobre la objetividad de los métodos utilizados para valorar las cualidades de un vino comparando el análisis sensorial afectivo y el análisis sensorial descriptivo, y apostando claramente por éste último. La existencia de descriptores definidos y calibrados permite obtener valoraciones con un mínimo de variación y, según Bartra, con una elevado grado de objetividad.

Ana Garriga Trillo, del Departamento de Metodología de las Ciencias del Comportamiento de la UNED, presentó un estudio comparativo entre dos escalas de medición de la intensidad sensorial, una escala numérica de límites convergentes (escala LC) y una escala lineal no extrema (escala NEL). En el estudio se pidió a un panel de sujetos no expertos que cualificaran el sabor, color y gusto de dos vinos chardonnay. El modelo de regresión múltiple utilizado para valorar las dos escalas identificó sesgos en ambas, aunque en la escala LC la varianzas se debían a parámetros no sensoriales, mientras que en la escala NEL eran debidas a la intensidad del estímulo. Ana Garriga acabó destacando que la escala NEL es más robusta pero aún así, aboga por encontrar mejores técnicas para evitar los sesgos generados por la medición de aspectos no deseados.

La última intervención corrió a cargo de Susana Buxaderas, del Departamento de Nutrición y Bromatología de la facultad de Farmacia de la UB. El trabajo que expuso se basó en la comparación de un método instrumental con un método de análisis visual para valorar la capacidad espumante de un cava. Una vez establecidos los descriptores: espuma inicial, superficie ocupada, corona generada, tamaño de la burbuja, velocidad de efervescencia y impresión general, se estableció que los parámetros mejor valorados fueron la superficie, la corona y la impresión global, mientras que los otros no ofrecen una buena correlación.

Para finalizar, en la mesa redonda de debate se discutió especialmente sobre la objetividad del análisis sensorial, la necesidad de educar al catador para conseguirla y la importancia de los descriptores y escalas utilizadas. Además, se matizó que, quizás no era correcto hablar de objetividad en el análisis sensorial sino que debería hablarse más bien de repetitividad.



 

[+CIENCIA]
30/06/02
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Arriba
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | suscripción
©Rubes Editorial
[Créditos]