Percepnet & Freixenet
Percepnet Percepnet Percepnet Percepnet
Percepnet Percepnet Percepnet
Rubes Editorial Percepnet Percepnet Percepnet Percepnet
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | buscar | suscripción
Percepnet Percepnet Percepnet
Ciencia

THE SCIENCE MODULE OF PERCEPNET PROVIDES PAPERS ON PERCEPTION AND SENSORY SCIENCE BY RESEARCHERS WORKING ON THESE DISCIPLINES

Sensaciones agitadas de conocimiento, debate y experimentación
[Shaken sensations of knowledge, debate and experimentation]

Jaume Estruch y Montse Daban
Comité científico y organizador de PS2006
ps2006@percepnet.com

La celebración del 3er Simposio Internacional de Ciencias Sensoriales y de la Percepción, los días 6 y 7 de julio de 2006, ha supuesto la culminación de uno de los hitos de mayor envergadura iniciados por el proyecto Percepnet y la consolidación de un modelo propio de encuentro científico en el que el rigor de las exposiciones se expresa en un ambiente estimulante, con las formalidades indispensables y en el que el debate interdisciplinario cobra auténtico protagonismo y significado.

Un marco espectacular

Moverse por los espacios impregnados de conocimiento de CosmoCaixa, uno de los museos de la ciencia más modernos del mundo, ha sido una de las novedades con que ha contado Percepnet para crear el entorno apropiado para tan singular encuentro. La arquitectura diáfana de niveles suspendidos, con amplios y geométricos pasillos, han creado puntos de fuga por los que más de un congresista ha encontrado la necesaria salida a sus reflexiones, o el camino de regreso a sus pensamientos. En algunos momentos, las caminatas en grupo entre paneles sobre planetas o neuronas han dado al congreso matices peripatéticos.

Transdisciplinariedad

Resulta una palabra incómoda para su articulación, pero expresa como ninguna otra el asombroso resultado: todos los actores, ponentes y asistentes, desde los más próximos a la organización molecular del olfato, hasta quienes definían el genoma de producto, se han entusiasmado con la iniciativa de reunir líneas de trabajo y pensamiento tan dispares pero que se mueven al pulso de un mismo objetivo: la exploración de los retos de futuro de las ciencias sensoriales.

Este planteamiento, que para Percepnet resultaba ya familiar en el año 2000, y que se materializó en el 1er Encuentro Internacional de Ciencias Sensoriales en 2002, ha sido uno de los puntos mejor valorados por los asistentes al PS2006. David Howes, profesor de antropología sensorial de la Universidad de Concordia, en Montreal, comentaba durante su intervención en la mesa dedicada a esta materia, que resulta poco habitual y muy estimulante disfrutar de la transversalidad que ofrecen encuentros tan multidisciplinarios. Una tendencia que tan sólo ahora se empieza a observar –según confesó este científico– en algunos encuentros celebrados en su propio país. Una observación que, procedente de un eminente científico del continente norteamericano, se convierte en algo más que un elogio.

El significado de patrocinar

A la pregunta ¿se puede patrocinar un evento como los Percepnet Simposia? Freixenet responde con la contundencia de los hechos. Patrocinador y promotor en las dos anteriores ediciones y patrocinador principal en 2006, demuestra que no sólo es una empresa que apuesta por el futuro con el desarrollo de su propio sistema de I+D, sino que impulsa encuentros como los PS, en los que aflora la ciencia básica y las ideas que fructificarán a medio plazo, convencidos como están de que la ciencia es la futura casa común de las industrias sensoriales y, de manera especial, de la vitivinícola.
Además de convicción, el patrocinio también tiene su gestualidad. En la jornada precrongresual del día 5, Freixenet ofreció sus propias instalaciones como paisaje de las primeras discusiones, discrepancias y encuentros entre ponentes, mientras transitaban a través de las inmensas y desabitadas terrazas subterráneas que acogen millones de botellas, depositadas y recogidas por meticulosos robots que las depositan y retiran en ciclos que marcan de manera precisa la maduración sensorial del producto.

Ponentes y miembros de los comités científico y organizador tras su visita a Freixenet.

Ponentes y miembros de los comités científico y organizador en su visita a Freixenet.

El placer de interrogarse

Resulta difícil escapar al tópico congresual de los monólogos. Sin embargo, es un tópico que los PS no pueden permitirse. La fórmula del simposio, fundamental para mantener su imprescindible flexibilidad intelectual, se basa en mesas de debate, coloquios, experiencias sensoriales compartidas y talleres prácticos. Una propuesta en la que las preguntas suelen sustituir con ventaja a los bostezos.
En cada una de las mesas temáticas de la pasada edición, sobre percepción molecular, sensoinformática, ingeniería sensorial y antropología sensorial, respectivamente, tres ponentes abrieron, con sus intervenciones, debates de enorme interés que fue necesario, a menudo, interrumpir para no dilatar el apretado programa. Algunos de los momentos clave de estos debates fueron precisamente preguntas: la que se planteaba André Holley, investigador del Centro Europeo de Ciencias del Gusto de Dijon y autor del libro El cerebro goloso, acerca de nuestra capacidad para percibir el gusto graso; la de Pieter Desmet, de la Universidad de Delft, sobre si puede proclamarse la universalidad de las emociones causadas por estímulos sensoriales.
Sin embargo, no todo fueron interrogantes. Ejemplos de ello son la demostración, por parte de Krishna Persaud, de la Universidad de Manchester, de cómo los sistemas sensoriales biológicos pueden inspirar órganos electrónicos inteligentes de percepción, el revolucionario concepto de tensor egoísta que presentó Enrique Alcántara, del Instituto de Biomecánica de Valencia, o el papel del lenguaje en la percepción del entorno por parte de las diferentes culturas humanas, como destacaron David Howes, de la Universidad de Concordia, Canadá, o Joël Candau, de la Universidad de Niza Sophia Antipolis. El saludo y debate Candau – Howes fue uno de los momentos más esperados por los asistentes al congreso, ya que representaba el primer encuentro de las antropologías sensoriales de dos mundos hasta ahora mutuamente ignorados: Europa y América.

La conferencia que cambió el mundo

Fiel a sus propios planteamientos, la organización del Simposio quiso romper el poco hielo inicial con una conferencia inaugural impartida por Javier Echeverría, filósofo matemático y gran comunicador, que sostiene que las tecnologías de la información y la comunicación generan nuevos entornos en los que la percepción sensorial tendrá (está teniendo) nuevas prioridades y significados totalmente nuevos. Ante una definición tan rupturista del entorno, los demás ponentes introdujeron sobre la marcha en sus planteamientos las nuevas variables propuestas, con lo que, en algunos momentos, flotaba en el congreso la sensación de redefinición cosmogónica. Un estímulo más para los asistentes.

Un coloquio de lo inédito

Tras el firme avance de las ciencias sensoriales en los últimos años parecía ineludible preguntarse por la interficie cognitivo-sensorial. ¿Existe realmente?, o se trata de un artefacto creado por nuestra mente, deseosa de articular cuanto absorbe. Y si existe tal interficie, ¿es permeable?, ¿es fecunda? El reto de tal planteamiento lo recogieron conjuntamente Josep de Haro, investigador sensorial y médico experto en olfacción, y Adolf Tobeña, profesor de psiquiatría. En un animado coloquio, un formato en que las exposiciones fueron breves y atrevidas y las intervenciones extensas y cruzadas, dibujaron los límites de la sensorialidad, sus retos e intersecciones con la cognición. Un coloquio que llevó la heterogeneidad congresual al límite, en intervenciones cargadas de genialidad y capacidad comunicativa, capaces de arrancar a los asistentes exclamaciones, risas y aplausos, trasladándolos por unos momentos a las butacas de un teatro, arrebatados como estaban por el espectáculo de la ciencia.

Entre aromas y sabores por descubrir

Ricard Devesa, de Aigües de Barcelona, condujo la cata de tres muestras de agua.Ricard Devesa, de Aigües de Barcelona, condujo la cata de tres muestras de agua.

Sin voluntad de ser la contrapartida al intenso debate conceptual, los talleres sensoriales plantearon aspectos prácticos que resultan clave para la industria alimentaria: el conocimiento de las propiedades sensoriales de los materiales. Fue de gran interés conocer las causas de la neutralidad sensorial que se exige al corcho, cómo se plantea el análisis sensorial del agua de boca, y sus límites; la liberación de aromas en los alimentos y los múltiples aspectos sensoriales y tecnológicos que cabe considerar en la degustación de un café de calidad. Todos ellos, a cargo de patrocinadores y entidades colaboradoras del Simposio, como Amorim, Fundació Agbar y Fórum Cultural del Café, respectivamente. En el desarrollo de los talleres aprendimos lo que hay detrás de las propiedades sensoriales (frecuentemente desconocidas) de materiales que aparentemente no tienen secretos para nosotros.

De la razón a los sentidos

Intercaladas en los debates, se programaron diversas experiencias sensoriales, como una degustación de vinos, presentados por Freixenet, matizados con una interpretación gastronómica de la realidad congresual del almuerzo. También se presentó una cata de aceites guiada por Agustí Romero, investigador del IRTA, y una cata de cafés guiada por responsables de Cafès Cornellà, experiencias que brindaron a los asistentes al congreso abundantes oportunidades para compartir estímulos, seleccionados por su poder de conmover los sentidos y poder así reflexionar sobre ellos.

«Casitodoslossentidos»

Debemos mencionar de forma especial un evento que se ofreció en primicia a los asistentes al PS2006 y que conmovió profundamente a mentes y sensorios habituados a experimentar con la interacción de los sentidos y el entorno: la «Cena de los Sentidos», una interesantísima e intensa propuesta gastronómica y perceptiva, vivida en la íntima oscuridad de cada comensal, que sacudió el gusto, el oído, el olfato y el tacto de los que se atrevieron con la experiencia. Algunos de los asistentes reconocieron que esa experiencia introducía «un antes» y «un después» en su currículo sensorial.

El futuro será diferente

En la próxima edición del Simposio, en 2008, se repetirá la fórmula que tan fructífera se muestra. Pero el reto será mayor, ya que PS2008 coincidirá con la celebración del Euroscience Open Forum de Barcelona, ESOF2008, el mayor encuentro de científicos que se produce en Europa cada dos años. La sociedad del conocimiento deberá estar muy presente en ese foro, y el PS será sus sentidos y sus emociones. Estáis, desde ahora, invitados.



 

[+CIENCIA]
20/07/06
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Arriba
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | buscar | suscripción
©Rubes Editorial
[Créditos]