Percepnet & Freixenet
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | suscripción

THE EDITORIAL SECTION PROVIDES MONTHLY COMMENTS AND REFLECTIONS ABOUT SENSORY SCIENCES BY PERCEPNET EDITORS AND CONTRIBUTORS

Ingeniería en todos los sentidos
[Engineering in all senses]
La interpretación que del entorno realizamos los seres vivos corresponde, en alguna proporción, al ámbito de la complejidad. Por la enorme cantidad de estímulos sensoriales que recibimos, por la riqueza de cada una de las señales y por las múltiples relaciones que se establecen entre ellas, una vez han cruzado el umbral de los sentidos. A pesar de ello, es justo reconocer que llevamos millones de años interpretando con suficiente eficiencia semejante cúmulo de datos y, los humanos, unos cuantos cientos de miles elaborando con lo percibido modelos de la realidad que han resultado ser generalmente satisfactorios para los fines que perseguían.

En los objetos, útiles y artilugios que los humanos hemos desarrollado a lo largo de nuestra historia como especie tecnológica y pensante, la función y el manejo han representado las condiciones básicas para perfilar cualquier constructo. Hemos dado por hecho que el perfil sensorial de nuestros ingenios no deja de ser un efecto secundario de los requisitos principales.

Sin embargo, muy pronto quedó de manifiesto que, en numerosos casos, el perfil sensorial debía formar parte de los objetivos. La dificultad estribaba en conocer qué propiedades había que modificar, y cómo, para obtener determinada percepción sensorial.

Se trata de un largo camino de análisis e intervención de la materia como generadora de mensajes sensoriales, que se inició mucho antes de comprender que la usabilidad de las hachas de piedra mejoraba con su pulido y trabajo de forma (la revolución neolítica, ni más ni menos) y continuará mucho después de haber resuelto por qué los cepillos de dientes son un handicap sensorial insuperable para que muchos ciudadanos cumplan con la imprescindible higiene dental.

Considerar el mensaje sensorial como un mensaje informacional es un camino que ya estamos recorriendo. Intervenir ese mensaje en su origen para obtener algo adecuado a lo que esperan los sentidos del receptor es un esfuerzo que los analistas sensoriales saben poner en práctica desde hace siglos. Sin embargo, empezamos a considerar seriamente la posibilidad de conseguir que un objeto o producto determinado responda con su perfil sensorial, en toda su complejidad, a las expectativas informacionales del destinatario. Nace con ello la ingeniería sensorial, un entramado de disciplinas que nos debe llevar a una era en la que podamos transmitir un mensaje sensorial, adecuado a los sentidos, cuyo contenido informacional haya sido cuidadosamente diseñado en función de las urgencias comunicativas del emisor o de las preferencias descubiertas en el receptor. Un coche, un teléfono móvil, una golosina o un vino de crianza, sin dejar de ser lo que funcionalmente son, deslizarán en nuestros sentidos un haz coherente de información sensorial que encajará con nuestras expectativas de conocimiento mucho más allá de lo que ahora podemos formular. Es el salto cualitativo desde el prêt-à-porter a la alta costura personalizada, en clave sensorial. Todo un reto que comportará un giro significativo en la percepción de la realidad, que se presenta ante nuestros sentidos básicamente como un todo monolítico, común e inevitable, para convertirse en un paisaje personal y sensible a nuestras particulares demandas.

La ingeniería sensorial influirá en nuestras interrelaciones con la realidad, es decir, en nuestro conocimiento, pero también en la concepción que hasta ahora tenemos las comunicaciones. Y seguramente influirá de forma especial en nuestras actividades productivas y económicas. Un panorama que habrá que analizar cuidadosamente, a medida que vayamos conociendo las potencialidades de esta nueva y poderosa disciplina.


 

[+EDITORIAL]
16/09/03
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Arriba
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | suscripción
©Rubes Editorial
[Créditos]