SECS - Sociedad Española de Ciencias Sensoriales
     

Percepnet

CENTRO DE RECURSOS SOBRE PERCEPCIÓN Y CIENCIAS SENSORIALES
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | buscar | suscripción
         
EDITORIAL

THE EDITORIAL SECTION PROVIDES MONTHLY COMMENTS AND REFLECTIONS ABOUT SENSORY SCIENCES BY PERCEPNET EDITORS AND CONTRIBUTORS

En la cocina de los sentidos
[In the kitchen of senses ]

De un congreso que explora conocimientos transversales deben aflorar, en principio, nuevos conocimientos transversales para satisfacción de sus participantes e incluso, un flujo transversal de intervenciones, desde y hacia cualquier rincón de la audiencia.

En la reciente edición del congreso Diálogos de cocina (San Sebastián, 16 y 17 de marzo de 2009) una nutrida representación de científicos de muy distintos ámbitos de la ciencia desgranó conocimientos bien establecidos (lo que no significa ampliamente conocidos), ante una multitud de especialistas del mundo culinario que abarrotaban la sala.

Junto a los científicos, subieron al estrado creadores, pensadores, literatos y filósofos (y algún que otro predicador) que de igual modo dejaron fluir sus mejores teorías y hallazgos para deleite de la audiencia. La transversalidad en la emisión de los mensajes alcanzaba cotas insospechadas. La calidad de los oradores dio una media notable, con algunas excepciones de excelencia que consiguieron coronar la cima del talento en sus exposiciones. Los científicos, bien pertrechados, se valieron para ello de algunas de sus mejores aportaciones actuales, que fueron recompensadas con el interés e incluso el aplauso de los congresistas.

Hubo una significativa presencia de las ciencias sensoriales que generaron, tal vez, la mejor empatía con las mentes culinarias. No sin razón suele llamarse a la mente «la cocina de los sentidos».

En el camino inverso del mensaje, los cocineros escucharon mucho pero intervinieron, preguntaron y discreparon menos de lo que la transversalidad predecía. En compensación, fueron certeros en las réplicas e iniciaron más de una suposición que amenazó con desencadenar la genialidad colectiva.

Los científicos, una vez descendidos de los atriles electrónicos desaprovecharon más de una oportunidad de proponer paradojas, plantear hipótesis de trabajo y averiguar los profundos conocimientos culinarios que podían sustentar una teoría común del universo. La proverbial curiosidad de las mentes científicas quedó, a decir de algunos, seducida por las delicias gastronómicas que ofrecieron las distintas pausas congresuales. Parecería como si la flor de la investigación requiriese, para desplegarse, un suelo sensorialmente pobre, de esquisto y meditación. Y eso no debe ser así en la transversalidad cientificoculinaria.

Es bien sabido que la imagen del cerebro de un investigador es la del cerebro de su interlocutor, y la exhuberancia sensorial sobre la que se sustentaron durante el congreso los pensamientos de los expertos culinarios resultaba un contraste aleccionador para las mentes de la ciencia.

La creación científica, artística, culinaria o literaria se cuece en la misma clase de marmita: la prodigiosa mente humana. Deberemos encontrar un territorio común en el que poder debatir en igualdad de condiciones. De momento, y tras la transversalidad, ha quedado en evidencia que sólo la de algunos cocineros es, en realidad, la auténtica «cocina de los sentidos».

Más información:
http://dialogosdecocina.percepnet.com

 

[+EDITORIAL]
31/03/09
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Arriba
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | buscar | suscripción
©Rubes Editorial
[Créditos]