SECS - Sociedad Española de Ciencias Sensoriales
     

Percepnet

CENTRO DE RECURSOS SOBRE PERCEPCIÓN Y CIENCIAS SENSORIALES
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | buscar | suscripción
         
EDITORIAL

THE EDITORIAL SECTION PROVIDES MONTHLY COMMENTS AND REFLECTIONS ABOUT SENSORY SCIENCES BY PERCEPNET EDITORS AND CONTRIBUTORS

El twit de Hamlet

[Hamlet's twit]

Jaume Estruch
Percepnet

El entorno cultural por el que transitamos actualmente no tiene definición simple, aunque se distingue por algunos excesos: estar radicalmente antropizado1 e informacionalmente saturado. Es decir, la mano tecnológica del ser humano está presente en la conformación de cualquier entorno, y las vías de transmisión de información que tienen como destino nuestros órganos sensoriales se han multiplicado exponencialmente. Ambas características son inconvenientes a nuestro cerebro que requiere de artificios para superar su escasa capacidad de procesamiento frente a tanta información.2

Para salir airosos del reto que nos hemos autoinflingido y sobrevivir a una realidad que se construye continuamente y a mayor velocidad de la que somos capaces de asimilar, la multitarea no es una opción, una vez desmentido ese mito por varios expertos, con John Medina3 a la cabeza, que han demostrado mediante elegantes experimentos que más del 90% de los humanos solo somos capaces de realizar una tarea a la vez.

Como suele suceder, la solución aparece en los colectivos más innovadores y creativos. Actualmente, en los entornos culturales más dinámicos puede observarse que la saturación informacional se modula y ordena para hacerla asimilable sensorialmente y comprensible mentalmente mediante dos procesos en marcha: la verbalización de la realidad y la dramatización del espacio perceptual.

En cuanto al primero, amplios sectores de la sociedad occidental han decidido que todo cuanto acontece, y les acontece, carece de significado si no es expresado en palabras que, una vez escritas, son inmediatamente socializadas, de forma que la realidad que se construye es de naturaleza textual y colectiva. «Nada es real hasta que puede leerse públicamente», sería un conato de paradigma. Sirva de ejemplo el hecho de que en las redes sociales circulan básicamente palabras escritas que son enviadas, reenviadas, borradas y reescritas, hasta que configuran una realidad debatida, aceptada y consensuada. Es decir, hasta que narran una historia que es comprensible para nuestros cerebros.

La dramatización puede que sea un proceso más sutil, pero igualmente en expansión. Los escenarios (el anglicismo es voluntario) en los que desarrolla nuestra rutina (sea diaria o excepcional) requieren cada vez más de nuestra actuación y gesticulación: las pantallas esperan nuestras órdenes y gestos para transmitirnos información, las consolas nos imitan, los centros comerciales van adquiriendo un creciente carácter teatral a medida que nos empujan a actuar, algo que se acentúa en entornos más exclusivos y creativos, como las salas de arte, los eventos musicales y los restaurantes. Nos convertimos en protagonistas, una dimensión desconocida en la definición de consumidores.

Nuestra existencia como seres individuales y sociales va tomando un carácter narrativo y dramático que parece contribuir a ordenar y dar sentido a la información que nos llega del entorno. La cuestión es si, una vez asimilado ese nuevo entorno, encontraremos comprensible nuestra propia definición. Esa es la cuestión que probablemente convertiría en trending topic la duda de Hamlet. 4

Bibliografía

1. http://es.wikipedia.org/wiki/Antropizaci%C3%B3n

2. Véase el artículo «¿Cómo afecta a nuestro cerebro el exceso de información?», en este mismo sumario.

3. http://www.johnmedina.com/index.php?q=bio

4. W. Shakespeare : Hamlet , versión original. 3.1.55–87 especialmente línea 55: «To be or not to be, that is the question.»

 

[+EDITORIAL]
24/07/13
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Arriba
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | buscar | suscripción
©Rubes Editorial
[Créditos]