Percepnet & Freixenet
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | suscripción

THE PERCEPTIONS MODULE OF PERCEPNET PROMOTES CRITICAL DISCUSSION ABOUT HOT ISSUES IN SENSORY SCIENCE AND PERCEPTION, THROUGH MONTHLY CONTRIBUTIONS OF OUTSTANDING RESEARCHERS AND PROFESSIONALS.
MEMBERS CAN SUGGEST ISSUES AND CONTRIBUTIONS

Tras el descubrimiento del tacto: su integración en la concepción del producto
[Pursuiving the discovery of touch: integrating this sense in product's conception]
Sébastien Crochemore
Ingeniero Sensorial
Renault SAS

El consumidor muestra un enorme interés hacia valores intangibles de la calidad percibida y de la comodidad del entorno. En términos generales, está muy atento a su cuerpo y sus percepciones, lo cual se puede comprobar en numerosos ámbitos del consumo: muebles, automóviles, cosmética, electrodomésticos... Es importante, por consiguiente, que las empresas se planteen cómo responder a las expectativas emocionales del consumidor. Puede hacerse generando una atracción del individuo hacia el producto, propiciando el proceso de la compra y manteniendo el interés del consumidor por el producto durante su ciclo de vida útil.

La elección de un coche se basa, cada vez más, en la emoción y los sentidos, particularmente el tacto y la vista. En el seno de Renault, un equipo de investigadores trabaja para poner instrumentos de medida y de caracterización de las sensaciones al servicio de los diseñadores. Sabemos que el descubrimiento de un coche por un consumidor interesado sigue siempre un mismo guión, como si de una película se tratase. Se acerca a él, se desplaza a su alrededor, aprecia sus volúmenes, su línea... Abre la portezuela y se instala en el asiento del conductor. Pone las manos al volante y aprecia la curva del tablero de mandos. Durante este trayecto, ningún sentido debe contradecir su primera impresión. Si el cliente percibe el vehículo como uno de gama alta, el tacto y la vista deben respetar la coherencia de esta calidad percibida. La diversidad de la información aportada demuestra que estos sentidos son complementarios, más que competidores. En un momento en que todos los coches alcanzan un nivel comparable de seguridad y de equipamiento, es preciso otorgar su justa importancia a los sentidos y al placer de conducir un vehículo.

El tacto es, pues, un sentido crucial en la seducción de los compradores. Los equipos de diseño trabajan en tres direcciones para satisfacerlo:

·  velan por que ningún defecto interfiera en el descubrimiento táctil del vehículo,

· se esfuerzan por mejorar el tacto de los diferentes elementos (plásticos, volante, asientos, mandos...),

· y, puesto que el placer ya no es suficiente, aplican la filosofía
«Touch-design ®», por la cual se simplifica la interfaz hombre-máquina, reduciendo la carga mental requerida para la utilización de una función, generando una atracción visual que invita al conductor a manipular las funciones y jerarquizando las atracciones experimentadas con arreglo al peso de importancia de las acciones que generan.

Para lograr sus propósitos se precisan bases objetivas y mensurables. Lo primero con lo que nos enfrentamos al trabajar con sensaciones es el lenguaje. Un mismo gesto genera distintas percepciones en personas diferentes. Aunque lo percibido sea similar, no sugerirá forzosamente las mismas palabras.

Con el objetivo de definir un lenguaje común, el equipo de ingeniería sensorial de Renault colabora desde 1997 con las empresas Atofina, Visteon, Treves y Valeo en la creación de la base táctil Sensotact ®. Este sistema propone una descomposición del tacto «global» en diez percepciones simples. Del mismo modo que el solfeo facilita la comunicación entre músicos descomponiendo una melodía en notas, Sensotact ® descompone la percepción del tacto en «toques» elementales, asegurando una comunicación eficaz entre los integrantes de un mismo proyecto.

El sistema de descripción se compone de diez fichas. Cada descriptor se acompaña de una definición, que asegura la formalización inequívoca de una valoración de la percepción, de un protocolo de evaluación (conjunto de sensaciones que conviene respetar para garantizar una estimulación estándar) y de unas referencias de notación que construyen una escala de 100 unidades.

La gran diversidad de las referencias sobre los materiales utilizados (polímeros, tejidos, pinturas, maderas...) permite una aplicación universal a otros sectores de actividad (embalaje, cosmético...). La evaluación de los productos en pruebas repetidas facilita una descripción cuantitativa completa que satisface las expectativas de los diseñadores.

Se establece así una ficha sensorial objetiva del producto, que se complementa con resultados de los estudios con consumidores, que recogen las sensaciones de los clientes y determinan sus preferencias y rechazos. A continuación, se realiza un estudio analítico mediante cartografía de preferencias, en el que se cruzan las preferencias de los consumidores con las medidas sensoriales obtenidas. Esto permite interpretar las preferencias de los consumidores por medio de atributos sensoriales de los productos.

La utilización del sistema permite la introducción rápida de las especificaciones sensoriales a los pliegos de condiciones durante la concepción del producto, satisfaciendo diversas consideraciones a varios niveles:

· Ascendente: comprender el impacto del proceso y los materiales sobre la percepción del producto; determinar especificaciones táctiles fiables para una determinada calidad táctil, destinadas a optimizar la calidad percibida y\o la coherencia del objeto y contribuir a interpretar las preferencias de los consumidores.

· Descendente: controlar la calidad en la línea de fabricación; validar las especificaciones del pliego de condiciones y controlar la calidad sensorial en el curso del tiempo.

· Horizontal: comunicar las percepciones sensoriales de forma eficaz y simplificada entre los participantes en un proyecto y entre distintas empresas o dentro de ellas, y garantizar la pertinencia del instrumento de medida realizando ensayos cruzados entre empresas o laboratorios.

Para realizar un control permanente de la calidad en la línea de fabricación es necesaria una validación instrumental y la valoración de su pertinencia frente a las percepciones humanas. La solución pasa por elaborar una función de transferencia entre medidas sensoriales establecidas por un panel según la base Sensotact ® y medidas instrumentales. Para cada percepción, el equipo de Renault investiga las correlaciones sensoriales e instrumentales. Ejemplo de ello es un desarrollo patentado por las compañías Total, Visteon, Valéo, Trèves y Renault. Se trata de un instrumento llamado dedo térmico, que proporciona un modelo del componente térmico del tacto. El departamento de Ciencia e Ingeniería de Materiales del Instituto Universitario de Tecnología de Nantes, llevó a cabo una parte importante del estudio y su realización técnica. Este instrumento está formado por sensores integrados en una piel artificial, de látex, que miden la sensación térmica que producen los materiales.

En conclusión, las aplicaciones del diseño sensorial son múltiples. En el caso que comentamos interviene a lo largo del proceso de concepción y de fabricación de un vehículo, desde la caracterización del material a emplear hasta la definición de lo esperado de los consumidores. Para controlar la calidad sensorial del producto empleamos nuevos medios que integran la importancia creciente del tacto en la elección del consumidor.


 

[+PERCEPCIONES]
17/11/03
[SUGGEST-AN-ISSUE]
 
 
 
 
 
 
 
Arriba
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | suscripción
©Rubes Editorial
[Créditos]