SECS - Sociedad Española de Ciencias Sensoriales
     

Percepnet


CENTRO DE RECURSOS SOBRE PERCEPCIÓN Y CIENCIAS SENSORIALES
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | suscripción
           
PERCEPCIONES


THE PERCEPTIONS MODULE OF PERCEPNET PROMOTES CRITICAL DISCUSSION ABOUT HOT ISSUES IN SENSORY SCIENCE AND PERCEPTION, THROUGH MONTHLY CONTRIBUTIONS OF OUTSTANDING RESEARCHERS AND PROFESSIONALS.
MEMBERS CAN SUGGEST ISSUES AND CONTRIBUTIONS

SENTIDOS EN ACCIÓN:
Sinestesia, la relatividad sensorial. Uso y abuso

Jaume Estruch
Percepnet

Nuestro sistema sensorial tiene un comportamiento funcional de características unívocas. Es decir, otorga a un impulso externo determinado, percibido por un receptor sensorial concreto, una sola interpretación sensorial. Así, cuando estamos sometidos a la luz, por ejemplo, nuestros ojos (los receptores sensoriales que contienen) convierten la energía de las ondas electromagnéticas en un impulso neuronal que el cerebro recibe y convierte (traduce) en una sensación que denominaremos color, de modo que a cada nivel de energía de una onda le corresponderá un color determinado. Esta consideración es igualmente válida para los demás sentidos.

Sin embargo, ese comportamiento tiene excepciones importantes. Hay un elevado número de personas (hasta un 1% de la población) para las que un impulso sensorial puede desencadenar varias interpretaciones sensoriales, atribuibles a varios sentidos, distintos al que ha originado el proceso. Así, la señal desencadenada por un sonido será interpretada como tal, pero, además, podrá también ser interpretada como un color, también determinado (no aleatorio) sin que haya mediado impacto de dicho impulso en los sensores visuales.

Este fenómeno es conocido como sinestesia, y las personas que los desarrollan, sinestésicas.

No siempre es un impulso sensorial directo el que desencadena esa «interpretación» múltiple: la más común de las sinestesias es asociar colores a números o a palabras.De lo que se deduce fácilmente que la sinestesia se desencadena en el cerebro y no en los sentidos.

Modalidades

Las combinaciones de sentidos que realizan los cerebros de los sinestésicos son casi todas las posibles, aunque algunas combinaciones son muy poco frecuentes.

La participación de los sentidos «supuestos» no requiere la funcionalidad de los mismos: existen personas invidentes que pueden traducir una percepción auditiva, por ejemplo, en colores, aunque para ellas pueda carecer de significado.

Clínica

La sinestesia no es una enfermedad, ni una minusvalía ya que las personas sinestésicas pueden realizar una correcta interpretación de la realidad, y el resultado que obtienen no las sitúa, en principio, en inferioridad de condiciones frente a los demás seres humanos ni frente al entorno.

Sin embargo, sí hay una correlación con ciertas disfunciones: la frecuencia de sinestésicos es mayor entre los autistas y los epilépticos. La depresión suele incrementar los efectos sinestésicos.

La integración sensorial

Es común confundir la sinestesia con la integración sensorial, que es la capacidad que tiene nuestro cerebro para integrar y armonizar las percepciones que generan los distintos impulsos sensoriales de un solo objeto o de un entorno determinado, y que implican a todos los sentidos. La luz del primer ejemplo puede transmitir a los receptores adecuados de la piel , un percepción térmica, a la vez que una información de carácter temporal (la hora del día). Combinar todas la información (color, temperatura, hora del día) e integrarla en una percepción que se asuma como única es un ejercicio que nuestro cerebro realiza continuamente para construir la realidad percibida. Se trata de una de las claves de nuestra estructura cognitiva y no tiene relación alguna con la sinestesia. La integración sensorial es una práctica consustancial a nuestro sistema sensorial, imprescindible para optimizar la representación de la realidad que realizamos mediante la información que fluye hacia nuestros sentidos. La ausencia de integración sensorial, sin embargo, sí dificulta la relación del sujeto que la padece con el entorno, como es el caso de los afectados de autismo.

La metáfora

La sinestesia es un fenómeno que causa un gran impacto en el ser humano, en especial en aquellos que no poseen tal peculiaridad, porque se convierte en un sistema capaz de «expresar» una percepción con unos elementos que no le son propios.

Esa reminiscencia metafórica, conjuntamente con el hecho de que las palabras son uno de los objetos más implicados en las sinestesias, han creado una tendencia ha usar el término, seguramente por el exotismo de su sonoridad, en casos en los que simplemente se trata de una asociación voluntaria, con finalidades estéticas o retóricas, de varias percepciones, o sus descripciones, otorgándoles un significado distinto al que les caracteriza.

Sensiología aplicada

Los perfiles sensoriales, naturales o elaborados, de un producto o un entorno son perfectamente identificables por las personas sinestésicas. Esos perfiles sensoriales, sin embargo, si son complejos y se ven sometidos a la interpretación sinestésica, pueden verse distorsionados en aquellos aspectos potencialmente redundantes.

Así, las personas sinestésicas que «esperan» que un nombre o un número esté asociado a un color determinado, pueden presentar rechazo hacia una representación que se les presente con el color «cambiado».

Teniendo en cuenta que hay hasta un 25% de la población con alguna tendencia sinestésica (que la mayoría suelen ignorar o considerar habitual por su articulación en la integración sensorial), es conveniente disponer de conocimientos sobre los tipos de sinestesias, sus frecuencias y resultados al emprender la elaboración de un perfil sensorial comprometido o un análisis poblacional de tendencias sensoriales.

Bibliografía

Los artículos de Edward M. Hubbard, en especial los compartidos con Vilayanur S. Ramachandran sientan las bases de la nueva visión sobre la sinestesia.

La relaciones lingüísticas de la sinestesia y la evolución de las metáforas sensoriales en el mercado del perfume, se estudian en un artículo de Sonia Madrid Cánovas, del CNRS-París, publicado en Revista de Investigación Lingüística (2005).


 

[+PERCEPCIONES]
28/04/09
[SUGGEST-AN-ISSUE]
 
 
 
 
 
 
 
Arriba
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | suscripción
©Rubes Editorial
[Créditos]