Percepnet & Freixenet
Percepnet Percepnet El centro de recursos
Percepnet Percepnet sobre percepción
Publica Rubes Editorial Percepnet Percepnet y ciencias sensoriales
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | buscar | suscripción
Noticias

THE TECHNOLOGY SECTION OF PERCEPNET PROVIDES RESEARCH PAPERS, NEWS AND CONTRIBUTIONS ON TECHNOLOGICAL DEVELOPMENTS AND INNOVATIONS
Un «politono» para caer en oídos sordos
[The youth ring tone]
Emili González-Pérez
Editor científico
Rubes Editorial
biomed@rubes.es

En esa casi ancestral batalla generacional entre adolescentes y adultos, un nuevo protagonista entró en escena hace unos meses. Se trata de un arma complementaria para el pleno desarrollo de una de las herramientas más identificadas con la mentalidad adolescente: el teléfono móvil.

En concreto, apareció en el mercado un nuevo tono de móvil que no podía ser escuchado por los adultos. Parece el sueño perfecto de la juventud. Los adolescentes podrían recibir mensajes de texto en clase sin que su profesor notara absolutamente nada.

De hecho, la tecnología se basa en el hecho constatado de que la mayoría de adultos pierden gradualmente la capacidad de escuchar sonidos de alta frecuencia. Así, el tono en cuestión oscila en una frecuencia de entre 17 y 18 kilohercios y no es audible para la mayoría de mayores de edad. Dado que la mayoría de la comunicación humana nunca sobrepasa los 8 kilohercios, el oído humano pierde paulatinamente la capacidad de escuchar sonidos por encima de los 12 kilohercios.

La tecnología deriva directamente de una aplicación anterior desarrollada para ayudar a los comerciantes a dispersar de sus tiendas a la gente joven que no suele consumir. Se trataba de un timbre zumbador de 17 kilohercios. Ahora, han cambiado las tornas, y una variante del invento repelente se convierte en arma de los más jóvenes.

Pero la evolución del timbre adolescente no acaba ahí. El más reciente producto derivado del invento es un tema para las discotecas que contiene melodías sólo discernibles por los oídos más jóvenes. De manera, que cuando un tío decide ir con su sobrino a la discoteca, puede estar escuchando algo completamente distinto al ritmo que vuelve loco a su joven pariente. El mercado es cruel y no entiende de pedagogía: ahí está el éxito de una barrera más en la comunicación intergeneracional.

Si quieren testar su «estado de juventud» aquí tienen el tono adolescente:
http://graphics.nytimes.com/packages/audio/nyregion/20060610_RINGTONE.mp3

 

[+TECNOLOGÍA]
19/10/06
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Arriba
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | buscar | suscripción
©Rubes Editorial
[Créditos]