Percepnet & Freixenet
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | suscripción

THE PERCEPTIONS MODULE OF PERCEPNET PROMOTES CRITICAL DISCUSSION ABOUT HOT ISSUES IN SENSORY SCIENCE AND PERCEPTION, THROUGH MONTHLY CONTRIBUTIONS OF OUTSTANDING RESEARCHERS AND PROFESSIONALS.
MEMBERS CAN SUGGEST ISSUES AND CONTRIBUTIONS

Sensorialidad básica (1): la realidad ingenua
[Basic sensoriality (1): the naive reality]
Josep de Haro Licer
Hospital de Badalona

Desde hace muy pocos años el mundo de la ciencia se ha abierto al gran campo de la sensorialidad. Este nuevo campo constituye una disciplina transversal –no exclusiva de la ciencia– dedicada al estudio y valoración de las funciones, normales y alteradas, de los sentidos y de la sensorialidad.

En la actualidad, desde el amplio campo de la sensorialidad, se desarrolla la comprensión de cómo los distintos sentidos inciden en los distintos saberes del hombre.

Nuestros sentidos son el medio por el cual se pueden captar los estímulos, exteriores e interiores. Navegar por el mundo de los sentidos requiere ciertos conocimientos básicos, dado que ellos van a ser las herramientas que nos van a permitir valorar el estado de salud de las personas.

Estos capítulos expondrán los datos a partir de los cuales podremos ampliar la vinculación entre capacidades fisiológicas y capacidades diagnósticas. >

La primera consideración parte del hecho que todas las personas viven la vida desde «su realidad», desde su realidad personal. Llamaremos a esta realidad, la «realidad ingenua».

Existe otra realidad, la «realidad absoluta», responsable de generar infinidad de sucesos, que pueden ser captados en forma de infinitos estímulos. Esta realidad es inalcanzable para el hombre y para cualquier ser vivo de nuestro planeta. Solo una parte reducidísima de dicha realidad, una ínfima parte, llega a nosotros. Una más ínfima parte de todo lo que llega a nuestros sentidos se convertirá en estímulo captado, del cual un minúsculo pedacito se convertirá en emoción, que será procesada en forma de sentimiento para dar lugar a la intelectualización de la misma, generándose la «realidad propicia», que sólo puede ser alcanzada por el ser humano por medio de sus sentidos. Ésta le permite transformar la realidad ingenua en realidad propicia (realidad que puede ser, DISPONIBLE, CONFIGURADA y UTILIZABLE en concreto, por otra realidad que puede configurar, disponer y utilizar; ambas influidas por el mismo ESPACIO-TIEMPO), gracias a la cual el hombre puede dialogar con la realidad total o absoluta.

La explicación a toda esa reducción del número de estímulos a los que podríamos tener acceso se halla en los sentidos entendidos a la vez como órganos sensores, y como prolongaciones del sistema nervioso central que se exteriorizan.

Los sentidos son los encargados de captar los estímulos, pero no todos los estímulos, sólo aquellos para los cuales están preparados para detectar. Los sentidos se convierten así en los «filtros» de la realidad, apareciendo esa segunda realidad que hemos llamado «ingenua». Hablamos de realidad ingenua cuando creemos que aquello que vemos, oímos, tocamos, olemos o gustamos, es la realidad absoluta, cuando lo que deberíamos pensar es que sólo se trata de una interpretación sensorial de una parte de la realidad. Los seres vivos somos un conjunto de filtros que a la vez que nos separan de la realidad, nos unen a ella; como un puente que al mismo tiempo que une los dos márgenes, es el camino más evidente de separación, o como en la caverna de Platón, donde nuestras percepciones son sombras de una realidad, a priori intangibles, que capta nuestro cerebro desde sus prolongaciones exteriorizadas: «los sentidos».

Los seres vivos vivimos integrados en las percepciones (dentro), con las percepciones (al lado de), por las percepciones (finalidad); esto nos permite vivir en la realidad, con la realidad y por la realidad.

Nuestro cuerpo recoge fragmentos de la realidad, los analiza de forma integrada (no fragmentada), permitiéndonos la interpretación integrada de la percepción sensorial. Vivimos integrando nuestras percepciones, evocándolas en una sola vivencia, que podemos descomponer intelectualmente.

En una interpretación libre de Blas Pascal podemos decir que «la mayor parte de los errores de la interpretación de la realidad provienen no de los malos raciocinios basados en las percepciones bien estudiadas, sino de raciocinios bien establecidos basados en las percepciones mal observadas».

En la actualidad, desde el amplio campo de la sensitividad, se desarrolla la comprensión de cómo los distintos sentidos inciden en los distintos saberes del hombre.

El proceso de conversión de una parte de la realidad absoluta en realidad propicia es un proceso bidireccional: la realidad absoluta me modifica y yo la modifico a ella, surgiendo la realidad dialogada. De hecho, queramos o no somos realidad dialogada.

La explicación de esa realidad dialogada en la cual aparece toda esa reducción del número de estímulos, a los que puede tener acceso, depende del foco emisor del estímulo, del medio de transporte y de la capacidad perceptiva del sujeto.

Continuaremos este recorrido introductorio sobre la sensorialidad básica.

Dr. J. de Haro

 

[+PERCEPCIONES]
20/06/07
[SUGGEST-AN-ISSUE]
 
 
 
 
 
 
 
Arriba
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | suscripción
©Rubes Editorial
[Créditos]