Percepnet & Freixenet
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | suscripción

THE PERCEPTIONS MODULE OF PERCEPNET PROMOTES CRITICAL DISCUSSION ABOUT HOT ISSUES IN SENSORY SCIENCE AND PERCEPTION, THROUGH MONTHLY CONTRIBUTIONS OF OUTSTANDING RESEARCHERS AND PROFESSIONALS.
MEMBERS CAN SUGGEST ISSUES AND CONTRIBUTIONS

Sensorialidad básica (5): presión, vibración y cosquilleo
[Basic sensoriality (5): pressure, vibration and tickle]
Josep de Haro Licer
Hospital de Badalona

En el sentido del tacto podemos diferenciar las variantes de presión, vibración y cosquilleo. La sensación de tacto aparece en la activación de planos cutáneos superficiales. Si son los planos profundos los que se activan estimulando a los receptores llamados terminaciones libres surge la sensación de presión.

La sensación de vibración es fruto de señales táctiles repetitivas y rápidas. Los distintos receptores del tacto detectan vibraciones, pero no todos detectan los mismos subtipos de vibraciones. Las vibraciones vehiculadas por los corpúsculos de Meissner detectan frecuencias de 2 a 80 Hz y los corpúsculos de Paccini se activan a frecuencias vibracionales de 30 a 800 Hz.

La percepción de cosquilleo es debida a unas terminaciones libres especiales de adaptación rápida, constituidas por fibras nerviosas amielínicas tipo C (parecidas a las transmisoras del dolor continuo y lento).

El conjunto de receptores sensoriales cutáneos, están distribuidos en forma de áreas circunscritas en la piel, dependientes de las raíces nerviosas dorsales sensoriales denominados dermatomas.Cada dermatoma depende «casi» en exclusividad –hay un mínimo de superposicón en todas las zonas limítrofes– de una sola raíz nerviosa dorsal (fig. 1).

Figura 1. Dermatomas

Todo este sistema de receptores y terminales nerviosos llegan al cerebro por dos caminos distintos, uno de ellos está constituido por gruesas fibras mielínicas con velocidad de conducción de unos 30-110 m/s, es la vía columno dorsal-lemnisco medial (CDLM), con alta capacidad de orientación espacial, rapidez y fidelidad temporal. Se encarga de la conducción de las sensaciones táctiles sutiles que precisan de un alto grado de sensibilidad y localización, vibraciones, desplazamiento de la piel, presión y posición de las articulaciones. Un detalle importante consiste en que esta función del CDLM a nivel cefálico (cráneo y cara) es ejecutada por el nervio trigémino, el cual se encarga de procesar las capacidades táctiles descritas (alta capacidad de orientación espacial, rapidez y fidelidad temporal, conducción de sensaciones táctiles sutiles con alto grado de sensibilidad y localización, vibraciones, desplazamiento de la piel, presión y posición de las articulaciones), pero tan sólo provenientes de la piel de la cara y el cráneo.

El segundo camino lo constituyen fibras también mielínicas pero más delgadas y con menor velocidad, 40 m/s, menor especificidad de orientación espacial, rapidez, fidelidad temporal y localización aproximada, pero a su vez, con más amplio espectro de modalidades sensoriales como el dolor, el calor, el frío y el tacto grosero. Esta vía se denomina vía antero-lateral (AL) y se encarga de la percepción del tacto y la presión groseros, picor, cosquilleo, calor, frío, dolor y sensaciones sexuales.

Ambas vías se reúnen en el tálamo, para luego cambiar de lado y conectar con el córtex contralateral, concretamente en el lóbulo parietal, de tal manera que la sensibilidad de la mitad derecha del cuerpo es procesada en el lóbulo parietal izquierdo y, a la inversa, en el otro lado.

En dicho lóbulo existen tres grandes áreas con una doble distribución neuronal específica. Estas grandes áreas son: la parte más anterior o área I, el área de asociación (áreas 5 y 7 de Brodmann) por detrás de ésta y, otra inferior o área III (fig. 2). En el área I se gestiona la sensibilidad de casi todo el cuerpo dedicando, proporcionalmente, muchas más neuronas a la sensibilidad de los labios, cara y manos que al resto del cuerpo. El área de asociación ayuda al área I, mientras que el área II es más inespecífica. La doble distribución neuronal específica consiste en agrupaciones de 10 000 neuronas por modalidad sensorial (vibración, cosquilleo, presión, etc.).

Figura 2. Áreas de Brodmann (GAG Mitchell, 1953)

Toda percepción sensorial se lleva a cabo por una triple función: una es la activación de las neuronas implicadas directamente en el estímulo, la otra es la desactivación por inhibición de las neuronas vecinas que rodean a las primeras, creando una función de contraste para una mayor sensación perceptiva, y la tercera es la doble dirección (no sólo capta información de la periferia para conducirla al cerebro, sino que también desde el cerebro se envía información hacia la periferia, la piel y otros órganos).

Continuaremos este recorrido básico sobre los sentidos.

Dr. J. de Haro

Sensorialidad básica (1): la realidad ingenua
Sensorialidad básica (2): los filtros de la realidad
Sensorialidad básica (3): la multiplicidad de los sentidos
Sensorialidad básica (4): la diversidad táctil

 

[+PERCEPCIONES]
27/11/07
[SUGGEST-AN-ISSUE]
 
 
 
 
 
 
 
Arriba
portada | percepciones | ciencia | tecnología | industria | noticias | directorio | suscripción
©Rubes Editorial
[Créditos]